Manual Policial

Orden INT/1008/2017, de 3 de julio, por la que se desarrolla el régimen aplicable a las pistolas y los revólveres detonadores.

Cinturon

El Ministerio del Interior actualiza la normativa de las armas detonadoras o de fogueo. 

Hace tan solo unos meses os hablábamos de qué era un arma detonadora o de fogueo, señalando su semejanza con las armas de fuego reales. En ese artículo que podéis consultar aquí, también hablábamos de el peligro que estas armas detonadoras podían suponer para la seguridad ciudadana, cuando su cañón era manipulado y modificado para convertirlo en el cañón de un arma de fuego. Un hecho que no ha ido sino creciendo a lo largo de los años, provocando que estas pistolas de fogueo en principio inofensivas, fuesen empleadas en actos delictivos y peligrosos. Es por ello que el Ministerio del Interior ha modificado recientemente la legislación para la posesión de un arma detonadora, endureciendo los requisitos necesarios. Si queréis consultar la sentencia completa podéis hacerlo aquí.

Nueva legislación para comprar un arma detonadora o de fogueo

Una de los primeras cuestiones que debes conocer es que a partir de ahora, solo las armerías autorizadas, podrán vender armas detonadoras o de fogueo. Hasta este momento, el acceso a un arma detonadora era excesivamente sencillo, debido a la gran cantidad de establecimientos que las comercializaban sin ningún tipo de control, algo que facilitaba los hechos delictivos. Con este importante cambio, desde Interior esperan que las armas de fogueo se utilicen para lo que fueron ideadas: actividades deportivas, filmaciones, coleccionismo o adiestramiento canino profesional.

Para adquirir este tipo de armas, la orden ministerial establece que el sujeto, que siempre debe ser mayor de edad y acreditarlo presentado su documento nacional de identidad (o NIE en caso de ser extranjero), debe justificar cuál es el uso que va a hacer del arma detonadora. Esta justificación de uso que se deberá hacer a la hora de adquirir la pistola de fogueo, debe ser respaldada por la documentación que acredite dicha práctica y que será verificada por la armería en que se realice la compra.

Una vez finalizada la transacción, el Ministerio del Interior hace hincapié en el hecho de mantener un control preciso de las armas vendidas y por ello, toda armería autorizada para la venta realizará un registro de la transacción en el que se indiquen todos los datos tanto del arma como del comprador. Una serie de datos que serán enviados a la Guardia Civil. De esta forma, se pretende evitar que las personas que justifiquen un uso legal, terminen utilizándolas para otros fines ilegales, al estar totalmente controlada su arma detonadora.

Por último, es importante que sepáis que si adquirís un arma detonadora o de fogueo, es vuestro deber guardarla en un lugar seguro que evite robos o pérdidas y que en caso de que esta sustracción se produzca, debéis avisar inmediatamente a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Del mismo modo, debéis tener en cuenta que dicha arma puede ser requerida en cualquier momento por un miembro de las fuerzas de seguridad, siendo totalmente ilegal el préstamo o venta de esta a terceros.

Todas aquellas personas que hayan adquirido un arma detonadora o de fogueo antes del cambio de legislación, tienen un plazo de 6 meses para justificar su uso legal presentando la documentación necesaria en la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil correspondiente a su domicilio. En el caso que ese uso no pueda ser justificado, en el plazo de seis meses deberá presentarse en dicha oficina para proceder a la destrucción del arma detonadora.

 

Está aquí: Home Noticias Orden INT/1008/2017, de 3 de julio, por la que se desarrolla el régimen aplicable a las pistolas y los revólveres detonadores.